6/16/2017

Sangre de inocentes, Cthulhu D100

Saludos,

hoy  vengo a hacer un poco de autobombo, se ha publicado mi módulo para Cthulhu D100  “Sangre de inocentes”. Como cada año la editorial 314 nos obsequia con una publicación benéfica en primavera, el dinero recaudado se entrega a la   Fundación de Amigos del Centro de Salud Infantil
(Fundacja Towarzystwo Przyjaciół Centrum Zdrowia Dziecka), y este año he contribuido con esta aventura.



La aventura comienza en la ciudad condal en junio del 1935, una serie de asesinatos con un componente atroz lleva a los personajes en un viaje por todo el país tratando de dar caza al origen de este mal. A continuación explico el origen de todo esto, no es un spoiler al uso pero si tienes intención de jugarla quizá  no deberías conocer lo que aquí se explica.



El origen de esta historia tuvo lugar en el foro de leyenda.net , allí se planteó la posibilidad de hacer un suplemento de Cthulhu y la Guerra Civil española, la idea parecía interesante y me puse a investigar sobre el tema. Mi madre es de Zamora y decidí buscar información sobre esa zona en esa época. Y bueno  tras mucho buscar encontré un par de ideas.

Una de ellas era Requejo en Sanabria, allí se concentraron dos mil obreros que trabajaban en el tendido del ferrocarril entre Zamora-Orense, para resistirse al alzamiento nacional, con pocas armas y mucha dinamita. Contra ellos dos compañías de del regimiento de Toledo, que en una semana acabaron con ellos.  

Los trabajadores hubieran encontrado algo en las prospecciones que estaban realizando, que fuera de ayudarlos, les hiciera aún más complicada su existencia. Evidentemente el problema quedaría después para los nacionales o los residentes de Requejo. Era complicado y sería un One shot o un one Boom en toda regla.




La otra idea es que encontré La Tabla, un pueblo que solo vivió 99 años, y aunque no lo pareciera tuvo una gran importancia durante la guerra civil y antes, gracias a la estación de tren que le construyeron. En la actualidad y según Google maps tiene este aspecto, las vías del tren aún se distinguen paralelas a la carretera, de ahí y con ayudas de fotos trate de reconstruir como fue el pueblo, lo que faltaba le eche imaginación.




Opte por la segunda idea, tenía el lugar, tenía parte de la historia, pero me faltaba la relación con los mitos, que deidad, como desarrollarlo y como hacer que funcionase en España en los años 30. Casi nada…

Sobre la deidad la encontré leyendo una colección de Cómics, Locke & Key, venia con un subtítulo de “ Bienvenidos a Lovecraft”, que hacía referencia a la mansión donde ocurren los hechos, con algunos guiños hacia los mitos, Meseta de Leng, Ia Ia shub-Nigurath, pero que son meras menciones, El cómic en si es una buena historia que daría para una entrada e incluso una buena partida, las llaves son muy interesantes. Me ayudo a ver cómo podía introducir los mitos en mi historia y como conseguir propagarlos.



Por aquel entonces estaba muy metido en la campaña que estaba escribiendo de La puerta de Isthar, La Senda de Gilgamesh y buscar una relación con una deidad sumeria para relacionarla con los mitos, me pareció interesante, a la par que una locura. Si buscáis este tipo de cosas encuentras cosas muy extrañas y muy interesantes, la fina linea que separa el ocio con la creencia es complicada de ver,  al final Lamashtu me pareció una deidad que se ajustaba a la perfección con lo que tenía en mente.

Con todos los ingredientes en la cabeza un día decidí dirigirla a parte de mi grupo, Ivan, Pedro y Mangu teniendo solo un borrador de la primera parte Barcelona. Gusto y quisieron seguirla con lo que me puse manos a la obra, mejore la primera parte y desarrolle la segunda y la tercera. La aventura tuvo un final bastante cthulhiano y en general gusto. 

De ahí salió la aventura que envié a Varghar y que él, decidió dirigir online,  cosa que me hizo añadir elementos a medida que la iba dirigiendo e íbamos comentando la partida, a la par que se la iba dirigiendo al resto de jugadores de mi club, Pakeke, Jona, Alessandro, Marina. Ya el resto es parte historia, la editorial Three Fourteen Games se interesó por la aventura, y yo deseándola verla publicada se la ofrecí para el escenario benéfico de cada año. Y la verdad es que el resultado ha sido fantástico un módulo de 52 páginas. 

Pero un momento, la aventura se centra entre junio y agosto de  1935, no durante la guerra civil…


Si es cierto tenía intención de que la aventura comenzara en el 35 y llegase hasta el golpe de estado, pero controlar los tiempos no se me dio bien y no quería hacer elipses temporales muy largas para que los jugadores no se perdieran. Es más, tengo un borrador aún muy verde de esta historia durante la guerra civil, evidentemente el desarrollo es totalmente diferente, pues trata de mezclar hechos documentados con lo que está pasando. Pero ahora mismo lo retomaría mas como segunda parte, después de este modulo.


Y recordad, ojo con escribir cosas raras en las libretas...





Anakleto.