3/04/2017

Cómic: Bitch Planet

Saludos,
hoy os quiero presentar una nueva colección de cómics que ha llegado a mis manos, con un título un tanto intrigante “Bitch Planet”, de Kelly Sue Deconnick y Valentine de Landro, autoras que no conocía pero que realmente ha despertado mi interés. Publicado por la editorial Astiberri.


El comic en apariencia no te deja indiferente, mi primera reacción en la tienda que lo encontré dude si cómpralo o no. El mensaje de la contraportada era claro.


¿Eres no conforme?
¿Te amoldas a tu Etiqueta?
¿Eres demasiado Gorda, demasiado flaca, demasiado escandalosa…

Tal vez tu sitio este en Bitch Planet



Entendida la ironía, este cómic tenia tintes feministas, así que me fije en sus autores y me decidí al ver que eran mujeres. No creo que un hombre no pueda hacer un cómic feminista, algunos los  hacen, sin cagarla mucho creo que Promethea de Alan Moore  lo es, pero el cómic no era para mí era para regalárselo a mi compañera, y satisfacer m curiosidad ante una portada tan impactante.






¡Me ha encantado!

La historia nos sitúa en un futuro distócico donde el mero hecho de ser diferente, pensar diferente o comportarse diferente te hace un elemento peligroso para el conjunto de la sociedad. Una sociedad patriarcal dominada y controlada por una serie de hombres que se hacen llamar Padres y donde las mujeres tiende a cumplir las expectativas de los hombres o son apartadas.


Me ha recordado a la película “Las mujeres perfectas” con una ambientación más futurista, donde sino encajas en esta sociedad eres enviada a el planeta prisión Puesto de Conformidad Auxiliar, más conocido por El planeta de las Zorras. Un planeta prisión donde las confinan, torturan e incluso asesinan sin que tenga los más mínimos derechos. Todo  ello observado y orquestado por los vigilantes que analizan a las recién llegadas como meras etiquetas, la loca, la inocente, la asesina.


Allí es donde están las protagonistas de este cómic, confinadas en un lugar tan terrible nos la van presentado por sus actitudes, fortalezas y virtudes. Pero en una prisión, que pueden hacer estas mujeres para mejorar su situación. Pues bien, la sociedad que dibujan no es muy diferente a la actual, sobretodo en cuestión de deportes, existe un deporte rey, que no es el fútbol, sino el Megatón, un deporte de contacto físico para hombres donde solo existen dos reglas los integrantes de un equipo no pueden superan los 945kg y las luchas han de ser de uno en uno. La finalidad del juego es meter una bola en las esquinas del contrario y el contacto físico es total.


Los Padres emplean este deporte para tener a la sociedad aborregada, pero están de capa caída y deciden incorporar una novedad, un equipo femenino procedente del Planet Bitch. Ahí es donde nuestras protagonistas podrán ver una salida a su situación, evidentemente el plan de los Padres es añadir una novedad que despierte de nuevo el interés sobre ese deporte.


El cómic incluye publicidad  ficticia de objetos absurdos e insultantes para mujeres, como rehacer tú firma para cambiarte la personalidad, o gafas para convertir el feminista radical a una rival por tu marido, entre otras cosas. Es un recurso que te entretiene y abstrae de la historia que también podemos encontrar en otras obras como las de Alan Moore, pero en este sentido haciéndose evidente el ataque a las mujeres.


Antes de escribir esta reseña he buscado alguna para contrastar impresiones y me he topado con esta, que os invito a leer, La nave invisible , mucho mejor hecha que la mía, pero donde indica que tras cada capítulo había textos escritos por  autoras feministas y en la edición de Astiberri no veo nada por ningún lado, salvo unas preguntas en la parte final del cómic que cuestan de leer, por el fondo y el color de la letra.  Algo que no me parece bien, le resta el sentido que le ha querido dar las autoras. No es un cómic que adoctrine, simplemente nos muestra un sociedad exagerada con muchos de nuestros problemas actuales.



El dibujo me ha encantado es crudo y se ajusta muy bien al ambiente de prisión en el que se mueven las protagonistas, de las cuales no he hablado, pero son lo más interesante del cómic y prefiero que las descubras por tu cuenta.



Anakleto.