1/13/2017

The League of Extraordinary Gentlemen

Saludos,

hace ya tiempo empecé comentado algunos de los cómics que voy leyendo, es una de mis aficiones, y siempre tengo entre manos cómics para leer. Retomo el tema con intención de ir añadiendo reseñas, si bien no tan técnicas como las paginas especializadas, si dando mi punto de vista quizá convenza a alguien a leer alguno de los cómics que mencione.


¿Quién hay tras Mr. Hyde?


En estas dos semanas ha caído en mis manos el ultimo numero publicado por Planeta Cómic “The League of Extraodinary Gentlemen” de Alan Moore y Kevin O’Neil. Tengo todos los anteriores, pero comenzare la reseña con este específicamente pues lo tengo fresco. Alan Moore es un monstruo en a lo que guiones representa, me enamoro hace años con Watchmen, V de vendetta, From Hell, La cosa del Pantano… No tengo criterio, si firma una mierda se la compro, pero hasta la fecha su mierda me gusta. Este autor tiene tantos defensores como detractores, con más criterio que yo evidentemente, pero sus historias me entretienen y me dan ideas para las partidas.



Captura de la pagina de Planeta comic con las obras publicadas.



Pero al cómic en cuestión, una crítica o petición a Planeta Cómic, sería que mantuvieran el formato, Pues cada nuevo cómic que publican tiene un formato totalmente diferente, ya no sabes si es una nueva publicación o una rendición.



“Un mes después de los eventos narrados en el primer volumen, los cielos de Inglaterra se ven invadidos por naves de Marte. Solo nuestros aventureros Allan Quatermain, Mina Harker, Capitán Nemo, Hawly Griffin y Edward Hyde pueden salvar el país y el planeta entero.”



Sin entrar en discutir cual es el primer volumen al que se refieren, porque el orden de publicaciones va un poco como el estado mental de sus personajes, en esta ocasión se recrea la guerra de los mundos de Herbert George Wells en la Inglaterra Victoriana tardía, más exactamente en 1898.
La acción comienza en Marte y tras una serie de páginas magistralmente dibujadas y unos diálogos en una lengua desconocida o marciana, nos encontramos con una reunión de John Carter y Gullivar que ultiman los detalles para una acción bélica.



Al fondo de la imagen se ve el plano de diferentes fuerzas y unos seres de tres piernas.


Cuyas consecuencias son directamente lo que nos lleva a la historia que tenemos entre las manos. Me hace gracia comprobar que el universo creado por Edgar Rice Burroughs a comienzos del siglo XX continua con buena forma, en cómics y juegos de rol como Hollow Earth Revelation of Mars  y Perils of Mars, la morfología marciana no varía en todas estas obras cuatro brazos o seis miembros.



Esto, cuál era el plan…


La caída de un objeto no identificado a las afueras de Londres, hace que la plana mayor del estado, M y el señor Bond convoquen a La Liga. Como no la disposición del grupo para resolver estos temas hace acudan al lugar de los hechos, al igual que un centenar de curiosos. Los rumores sobre seres del espacio o de otros mundos.


Esto va ser cosa de los Prusianos…


No temáis no voy a destripar el libro, simplemente me gusta generar curiosidad por la historia, La Liga pondrá de todo su empeño, normalmente de ingenio o bélico para combatir contra esta nueva amenaza, pero como bien dice el dicho “El Hombre es el Lobo del Hombre”, no todos los problemas de nuestros héroes vendrán desde las estrellas. Eso sí vencer en esta ocasión tendrá un alto precio y ya nada será como lo conocíamos.


Como no, Allan Moore no se queda simplemente en el hecho de la invasión alienígena y profundiza en la interrelación de sus protagonistas, casi tan importante como la trama principal. Y ese es otro motivo por el cual me gusta este autor, no importa el mundo, ambiente o la historia, sus personajes son plenamente humanos, para lo bueno y para lo malo. Como no al final del cómic, hay unas 60 páginas, más o menos, con los almanaques de los agentes de inteligencia del imperio británico, que leeré en un futuro pues el formato es denso, pero tiene pinta de ocultar historias interesantes.


“Los informes de campo y documentos de viaje acumulados durante un periodo de casi trescientos años por los agentes de los servicios de inteligencia británicos…”


Anakleto.