4/12/2016

Omertà El poder de la mafia

Los ojos se me entreabren, siento una punzada de dolor en la mandíbula y el inolvidable sabor a cobre en la boca. Sin duda alguna, me estaban esperando y no se anduvieron con chiquitas, el golpe en la cabeza me dejo KO, del resto ahora intuyo por donde me dieron…
Esto parece un sótano, por el ruido que se escucha debo estar en uno de sus locales, quien me ha hecho los nudos en las muñecas, no tenía mucha idea, o tenía prisa. Creo que puedo soltarme, escucho pasos…



Saludos,

continuando con la entrada anterior, regresamos a la ciudad de Creekville y recorreremos sus calles para conocer mejor a sus habitantes. Un compañero de nuestro grupo de rol, Alessandro, ha estado dejándose las cejas para tener listo una serie de PNJS o PJS listos para operar en las calles de la ciudad.

Comencemos por el distrito portuario, si estas por aquí buscando un lugar donde pasar el rato no puede faltar una visita al Lucciano’s, un local glamuroso donde las muchachas bailan y ríen, y los caballeros muestran sus mejores ropajes. Allí podemos encontrarnos con miembros de la familia Panepinto.










Quizá entre la muchedumbre tengáis ocasión también de ver a:




En el distrito portuario no solo está la sala de fiestas Lucciano’s, están los muelles, la lonja, los Astilleros Cardon, las dependencias portuarias y sindicatos. En todas ellas pueden dar pie a el inicio de alguna aventura.

Estantería de la Bestia




Anakleto.